Algarve2017-05-10T16:54:55+00:00

Project Description

Algarve

¿Qué  se puede decir de las más de cien playas que tiene el Algarve? Nada que sus visitantes no sepan ya. Hay casi 200 kilómetros de costa, acantilados, grutas y rocas en las que recrear la mirada. Playas en las que poder zambullirte e intentar descubrir cuál es la preferida después de haber extendido la toalla en todas ellas.

Antes de llegar al Algarve nos detenemos en el litoral salvaje, lleno de arenales, calas de dunas y playas. Porto Covo es un lugar excelente para explorar la zona, una docena de playas componen los alrededores de esta localidad de pescadores. Al sur, Vila Nova de Milfontes, un paraíso para los surfistas.

La carretera hasta el Cabo de San Vicente está llena de playas salvajes de arena color perla y se hallan expuestas a las olas y vientos, de ahí, las curiosas formaciones rocosas, entre sus playas, la de Odeceixe, Monte Clérigo, Arrifana, Cordoama, Castelejo, Salema, Boca do Rio, Cabanas Velhas, Burgau, cada una más grande y más bonita.

Llegamos al extremo occidental de la Península, Cabo de San Vicente, con  unas vistas impresionantes que conviene disfrutar durante el ocaso. Unos pocos kilómetros y se llega a la Punta de Sagres, dominado por un fuerte.

Lagos es una de las localidades más cosmopolitas del Algarve, rodeada por murallas de origen romano. Destaca por sus acantilados y aguas cristalinas, los más llamativos son los de Dona Ana y la Ponta da Piedade con grutas y arcos naturales. También es interesante descender los 157 escalones que nos llevan hasta la orilla del océano. Sus playas más interesantes son, Luz, Porto de Mós, Camilo, Dona Ana, Pinhâo, Estudantes y Media Praia.

Portimâo es uno de los principales puertos del Algarve, destaca sobre todo por tener una de las playas más espectaculares de la zona, la Praia da Rocha, con un espacioso arenal, protegido por acantilados de tonos cálidos. Desde los miradores de los extremos de la playa se puede disfrutar de unas espectaculares vistas de la costa. Las playas de ésta zona son, Alvor, Três Irmâos, Vau, Careanos, Amado y Três Castelos.

Para llegar a Ferragudo hay que cruzar un puente, situado junto a la desembocadura del río, sus calles estrechas nos llevan hacia el castillo de San Joâo. En el puerto, se puede degustar sardinas asadas.

Las playas más impresionantes hasta llegar a Albufeira son, Carvoeiro e Paraíso, Vale Centeanes, Benagil, Marinha, Albandeira y Senhora de Rocha.

La ciudad de la Albufeira es uno de los sitios más visitados del litoral, su casco antiguo se encuentra sobre un acantilado. Junto al puerto deportivo se encuentran sus barcos coloridos de pesca artesanal. Entre sus playas – la de Castelo, San Rafael, Falésia, Vilamoura, Vale do Lobo, ésta última rodeada de un complejo turístico de calidad.

Faro, con arenales, marismas y el Parque Natural de Ría Formosa, la capital conserva un precioso casco histórico lleno de callejuelas, cerca de la catedral, en el que se mezclan diferentes estilos arquitectónicos. Desde Faro merece la pena acercarse a Olhâo, para visitar el barrio de pescadores, con sus casas de tejado plano al estilo árabe.

Tavira tiene una línea de costa suave de arena fina y blanca, muy atractiva a lo largo de unos 18 kilómetros de playas. Aquí también se cruza Ría Formosa para llegar a la playa, como la de Barril, una estrecha lengua de arena; para llegar a ella hay que atravesar un pequeño puente peatonal sobre la ría, y después seguir a pie o en tren a lo largo de 1 kilómetro, hasta llegar al arenal. Caminando unos kilómetros se llega a la playa de Homem Nu, una playa desierta y salvaje. Otras playas del mismo estilo son las de Illa de Tavira, Cabanas, Cacela Velha, y Manta Rota.

Intinerario