Rías Altas2020-06-22T12:14:59+00:00

Project Description

Rías Altas

Las Rías Altas ofrecen diferentes paisajes con cabos, faros, espectaculares acantilados, rías con aguas tranquilas y playas de fina arena blanca.

Esta ruta la empezamos en Pontedeume, situado en la ría de Ares, un bonito pueblo pesquero con calles empinadas y un pequeño conjunto histórico bien conservado, el puente de estilo gótico fue remodelado y ahora conserva 15 arcos, por el que podemos atravesar la ría y acercarnos hasta Ares, pequeño pueblo en el que aún se conservan algunas típicas viviendas con balconadas de madera, tiene un magnífico paseo y playa.

En la punta de Coitelada se encuentra la playa de Chanteiro y justo antes una ermita de estilo gótico.

De camino a Valdoviño, nos detenemos en los faros de Cabo Prioriño, este se encuentra en la entrada de la ría de Ferrol, y el faro de Cabo Prior, situado en lo alto de un acantilado por el que se puede bajar por una empinada escalinata. Entre ambos faros está la playa de Doniños y su laguna, rodeada por sistemas dunares y extensos arenales, en el que habitan numerosas aves acuáticas. Las playas de Valdoviño son muy populares, como la de A Frouxeira,  no solo por su belleza, sino porque tienen fama de ser curativas, no muy lejos se encuentra la laguna de A Frouxeira, un humedal de gran valor donde se pueden ver diferentes aves.

Cedeira, situado en una bahía, es un típico pueblo marinero y turístico con cuidados jardines y casas de piedra con blancas galerías, esta población es conocida por estar asociada a su famoso Santuario de San Andrés de Teixido. A unos ocho kilómetros llegamos a la Punta de Candieira, se accede por una carretera estrecha y empinada llena de pronunciadas curvas.

De este camino cogemos una desviación que nos lleva a la ermita de San Antón de Corveiro, con un privilegiado mirador de la ría de Cedeira.

Espasante es un pueblo marinero con calles estrechas, que van a dar al arenal de la Concha, ésta localidad tiene una vieja tradición y es que los vecinos permiten a un cerdo campar por el pueblo y también alimentarlo hasta que es subastado en las fiestas del pueblo.

Al atardecer llegamos a los acantilados de Loiba, donde está el banco más bonito del mundo, en el que se pueden contemplar unas espectaculares vistas de la costa.

En el municipio de O Vicedo encontramos la punta del Fuciño do Porco, una ruta de unos cuatro kilómetros hasta llegar a una formación rocosa en la que podemos apreciar las impresionantes vistas del mar a ambos lados del sendero. Cerca del sendero está la playa de Abrela, una bonita playa para relajarse.

Nuestra última parada es Viveiro, el pueblo se asienta al fondo de la ría, rodeado de privilegiados miradores y playas como la de Covas, uno de sus miradores con unas imponentes vistas es el de San Roque, en el que disfrutamos de unas espectaculares panorámicas.

Intinerario